El blog de la cosmética natural sostenible

AQUÍ ENCONTRARÁS CONTENIDOS CREADOS DESDE EL DESEO GENUINO DE INFORMAR Y COMPARTIR IDEAS, REFLEXIONES Y ACCIONES QUE ESTÁN A NUESTRO ALCANCE PARA CUIDAR EL PLANETA EN EL QUE VIVIMOS. ¿TE UNES?
daños epigenéticos

¿Qué son los daños epigenéticos y cómo afectan a nuestra piel?

A medida que la ciencia moderna empieza a desvelar los misterios de cómo funciona el cuerpo humano a nivel celular, uno de los descubrimientos más fascinantes está relacionado con la presencia de daños epigenéticos y cómo pueden afectar a la salud y el aspecto de nuestra piel. Los cambios epigenéticos son modificaciones de nuestro ADN que no cambian el código genético, pero que afectan a la forma en que el organismo interpreta nuestros genes. Estos cambios se agrupan a veces bajo el término “estrés epigenético”, y pueden tener diversas repercusiones en la salud y el aspecto de la piel.

¿Qué son los daños epigenéticos?

Los daños epigenéticos se refieren a cambios químicos en el ADN de nuestras células, que no dan lugar directamente a mutaciones, pero que pueden alterar el modo en que el organismo interpreta los genes. Estos cambios pueden producirse como parte de un proceso natural de envejecimiento, o pueden ser consecuencia de factores ambientales como la exposición a la radiación UV o a la radiación de los teléfonos móviles, por ejemplo. Cuando se producen estos cambios, pueden causar una amplia gama de efectos diferentes en la salud del individuo, incluidos cambios en el aspecto de la piel, razón por la cual los daños epigenéticos son de especial interés para quienes estudian el cuidado de la piel.

¿Cómo afectan los daños epigenéticos a nuestra piel?

La forma en que los daños epigenéticos afectan a la piel de un individuo variará en función de una serie de factores diferentes. No obstante, muchos investigadores han descubierto que los daños epigenéticos pueden provocar cambios en el modo en que las células de la piel proliferan y se diferencian, y en el modo en que las células son capaces de repararse a sí mismas cuando se producen daños.

Además, los daños epigenéticos pueden provocar un aumento de la inflamación en la piel y pueden afectar al modo en que la piel responde a factores medioambientales, como la exposición a la radiación UV. Se ha descubierto que estos cambios pueden provocar la aparición de manchas de la edad, flacidez, sequedad y adelgazamiento general de la piel. Estos cambios también pueden aumentar el riesgo de que una persona desarrolle trastornos cutáneos como melasma, eczema y psoriasis.

¿Qué se puede hacer para mitigar los efectos de los daños epigenéticos?

Aunque puede que no sea posible eliminar por completo los efectos de los daños epigenéticos en la piel de un individuo, existen diversos enfoques que pueden utilizarse para ayudar a mitigar los efectos. Por ejemplo, muchos investigadores están explorando la posibilidad de utilizar determinados nutrientes, como los ácidos grasos omega-3, el sulforafano y las vitaminas A, C y E, para ayudar a contrarrestar los efectos de los daños epigenéticos en la piel.

Una vez más te recomendamos un estilo de vida saludable con una dieta equilibra, rica en frutas y verduras para el tan necesario aporte vitamínico. Y para cuidar tu piel, hidratarla y protegerla te aconsejamos mirar bien la lista de ingredientes (INCI) y apostar por cosmética natural y ecológica, libre de tóxicos ya que son productos respetuosos con tu piel, tu salud y el planeta aportando hidratación y nutrientes

Además, también es importante asegurarse de que la piel está debidamente protegida de los factores medioambientales, ya que éstos pueden exacerbar los efectos de los daños epigenéticos. Por este motivo, es importante utilizar regularmente protector solar, así como otras formas de protección solar, como sombreros y gafas de sol, para ayudar a reducir el riesgo de que una persona desarrolle cambios cutáneos debidos a daños epigenéticos.

En resumen

Los daños epigenéticos son modificaciones químicas del ADN de las células que no dan lugar directamente a mutaciones, pero que pueden afectar a la forma en que el organismo interpreta determinados genes. Estos cambios pueden producirse como consecuencia del envejecimiento natural, o como resultado de factores ambientales, como la exposición a la radiación y a determinados tipos de compuestos. En la piel, los daños epigenéticos pueden aumentar el riesgo de desarrollar manchas de la edad, flacidez, sequedad y adelgazamiento general de la piel. Para ayudar a mitigar el impacto de estos daños, es importante asegurarse de que la piel está protegida de los factores medioambientales y de que recibe los nutrientes adecuados con productos cosméticos naturales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra

Comunidad Mainbo 

Llévate un 20% en tu primer pedido

Únete a la comunidad Mainbo: Y llévate un 20% de descuento en tu primer pedido, además de recibir ofertas exclusivas por pertenecer a nuestra Comunidad Mainbo.

    Scroll al inicio
    Abrir chat
    Hola
    ¿En qué podemos ayudarte?