El blog de la cosmética natural sostenible

AQUÍ ENCONTRARÁS CONTENIDOS CREADOS DESDE EL DESEO GENUINO DE INFORMAR Y COMPARTIR IDEAS, REFLEXIONES Y ACCIONES QUE ESTÁN A NUESTRO ALCANCE PARA CUIDAR EL PLANETA EN EL QUE VIVIMOS. ¿TE UNES?
Greenwashing

Greenwashing ¡Como no caer en la trampa!

¡Hola amigos! En este artículo queremos hablaros sobre el “greenwashing“, que se refiere a la afirmación de una empresa de fabricar productos, prácticas y declaraciones respetuosos con el medio ambiente, mientras que sus operaciones comerciales no son coherentes con esa afirmación. Es una estrategia de marketing que ganó popularidad como resultado directo de la actual crisis climática.

¿Qué es el Greenwashing?

Estamos seguros de que te has encontrado frente a una etiqueta, una empresa o un anuncio que dice que sus productos o prácticas empresariales son “ecológicos” o que “se preocupan por el medio ambiente”. Éste es en realidad el ejemplo perfecto de greenwashing: un ardid de marketing que es engañoso y confuso. A fin de cuentas, ¿a quién no le gustaría apoyar a una empresa que hace su parte por el planeta? Y eso es exactamente lo que los autores del lavado verde intentan dar a entender: una empresa auténtica y comprometida con la sostenibilidad.

Es importante que identifiquemos el ecoblanqueo no sólo como un problema en sí mismo, sino también porque saber qué está pasando en realidad es el primer paso para combatirlo.

¿Por qué es un problema?

El mayor problema del greenwashing es que reduce la credibilidad de los esfuerzos reales en favor de la sostenibilidad. Cuando las empresas hacen afirmaciones fraudulentas, los consumidores ya no pueden distinguir entre las empresas que realmente son responsables y las que sólo fingen serlo.

Además, el greenwashing supone una amenaza para el medio ambiente. Al proporcionar una falsa sensación de seguridad, los individuos podrían acabar apoyando potencialmente a empresas que siguen practicando políticas perjudiciales para el medio ambiente. Piénsalo: como individuos, estamos haciendo un esfuerzo por tomar decisiones conscientes y éticas sobre lo que compramos, y luego acabamos comprando productos que creemos que están hechos de forma sostenible, pero en realidad no lo están. Esto perjudica tanto a tu dinero como al medio ambiente.

¿Cómo puedes evitar el Greenwashing?

Lo has adivinado: el primer paso para evitar el lavado verde es estar informado. Conoce las marcas que apoyas, busca certificaciones y infórmate sobre las prácticas que tienen en materia de sostenibilidad.

Aquí tienes algunas cosas que puedes buscar para identificar el greenwashing

Hype, Falta de información específica y Exageración

Sé crítico con afirmaciones como “100% reciclado”, “ecológico” y “todo natural”. La mayor parte de las veces, son demasiado vagas y, aunque sean ciertas, es posible que no revelen cómo ni en qué medida se han cumplido estas normas. También hay que analizar las afirmaciones que sugieran una contribución excesiva al medio ambiente, como la sustitución del 50% de los materiales no reciclables por otros reciclables.

Sin pruebas

Si una marca afirma ser sostenible pero no aporta ninguna prueba (certificados, informes, etc.), puede ser un signo de ecoblanqueo. Desconfía de los términos que suenan muy bien pero no significan nada sin pruebas, como “cumple con las normas medioambientales”. Una simple búsqueda on-line puede darte una idea de hasta dónde llega una marca en su compromiso medioambiental.

Prácticas de marketing

Además, otro gran indicativo de que algo puede no ser cierto son las prácticas de marketing: si un portavoz de una empresa o su material de marketing intentan hacer sentir culpables a sus clientes para que compren su producto presentándolo como la única forma de salvar el planeta, puede ser una señal de greenwashing. La verdad es que las empresas tienen que ser transparentes, sinceras y estar comprometidas con el bien del medio ambiente, pero hacer sentir culpables a sus clientes para cerrar una venta no ayuda a la causa.

Conclusión

El greenwashing es un problema del que todos los consumidores deben ser conscientes. Tiene un gran impacto en nuestros bolsillos y en el planeta, y estar informado y ser crítico con las afirmaciones que te hacen es obligado para tomar decisiones conscientes. El cambio real va más allá de esforzarse por elegir la opción más ecológica cuando se está en la tienda. Se trata de conocer a las empresas a las que apoyas, ser consciente de tu poder adquisitivo y hacer tu parte para asegurarte de que el mundo que dejas atrás es mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra

Comunidad Mainbo 

Llévate un 20% en tu primer pedido

Únete a la comunidad Mainbo: Y llévate un 20% de descuento en tu primer pedido, además de recibir ofertas exclusivas por pertenecer a nuestra Comunidad Mainbo.

    Scroll al inicio
    Abrir chat
    Hola
    ¿En qué podemos ayudarte?